Home

Bienvenidos a la portada

ESTA SEMANA NOS VISITA...JOSEMI

"Ver toda aquella esquina del Francisco de la Hera de blanco y negro nos subió el estado de motivación" 

José Miguel Márquez González, ‘Josemi'. 27 años, Tocina (Sevilla). Es un clásico escuchar o leer en este emocionante y fantástico mundo del fútbol alusiones a la columna vertebral de un equipo. Es un término usado entre los profesionales, especialmente los entrenadores, pero también por aficionados y críticos especializados. La expresión admite variantes. La más original de todas la acuñó un genio del fútbol, un hombre que rompía moldes, Don Luis Aragonés. Luis se refirió a ello como el pasillo de seguridad de un equipo para cambiar definitivamente el sino del fútbol patrio. Pues bien, indiscutiblemente Josemi formó parte de esa estructura vital, la columna vertebral, del gran Mairena de la temporada 2009/2010.
 
El cancerbero forjó su personalidad deportiva a través de la superación de un sinfín de obstáculos. Pero el deseo siempre pudo más que cualquier traba incluso desde edad temprana. Por eso, desde los 16 años se las arreglaba para desplazarse varias veces por semana desde su pueblo hasta San José de la Rinconada. Después de media temporada con el primer juvenil cañamero, los dos cursos siguientes alternó su equipo con el sénior en Primera Andaluza (Josemi era el tercer portero del San José en el partido que supuso el retorno del Mairena a Tercera -2004/2005-).
 
Su prometedor futuro y el buen hacer bajo los palos del cuadro azulino despertaron el interés de conjuntos sevillanos de categoría superior. Fue el Mairena el que se adelantó a su fichaje gracias a la habilidad de Isco Vázquez (entonces secretario técnico blanquinegro). A partir de ahí, su historia es más conocida para el gran público. Josemi echó el candado de la portería mairenera con actuaciones memorables. Su seguridad dotó de mayor fortaleza a un equipo que fue de menos a más y que hizo soñar a la afición con gestas insólitas por estos lares (el techo estuvo en la segunda ronda de promoción de ascenso ante el Extremadura). El bloque que conformó el cuadro del Nuevo San Bartolomé fue de campanillas. Y su arquero terminó firmando por el Sevilla Atlético antes de finalizar incluso la temporada regular. 
 
Las tres últimas campañas, Josemi ha vivido en Segunda División B. Su ingreso en el filial sevillista fue desafortunado al producirse una lesión en la pretemporada de Costa Ballena. No obstante, a mediados de ese ejercicio disfrutó de la posibilidad de entrenarse con el Sevilla a las órdenes de Antonio Álvarez. Tras disputar sólo cinco partidos en Liga, en el verano de 2011 se marchó a jugar al Roquetas. En el conjunto del poniente almeriense actuaría en 26 ocasiones, aunque vivió un dramático descenso a tercera en el Municipal de la Línea, un campo hasta entonces de grato recuerdo para el tocinero. Ese hecho le llevó a aceptar la propuesta del Écija para la temporada siguiente. Allí no gozó de la continuidad deseada puesto que el técnico astigitano Miguel Rivera confió en el veterano portero visueño Ramón.
 
En este presente ejercicio liguero, el cancerbero ha recalado en el San Roque de Lepe, un conjunto con el firme propósito de recuperar por la vía rápida la categoría perdida. Y a fe de que las cosas van por buen camino. Su portero titular sólo ha encajado 16 goles en el campeonato. Seguramente, rodeado de ex futbolistas blanquinegros, en un breve lapso de tiempo el destino le tiene reservado agradables emociones.
 
A continuación podéis leer la entrevista que hace nuestro compañero Juan Pablo Sánchez a Josemi. 
 

Leer más...

 

ESTA SEMANA NOS VISITA...PEPE BERMÚDEZ

“El Mairena está en racha porque todo el bloque está compitiendo perfecto, no por las individualidades”

José Bermúdez Atienza, ‘Pepe Bermúdez’. 40 años, Torrecera -Jerez de la Fontera-. Decía Carlos Gardel en su tango, compuesto de la mano de Alfredo Le Pera, que 20 años no son nada. Tenía razón, porque el tiempo pasa inexorablemente. Pero al echar la vista atrás, el individuo es capaz de sobrecogerse ante la distancia de determinados episodios que creía recientes. Ese lapso de tiempo es, precisamente, el que ha transcurrido desde que Pepe Bermúdez debutara con la elástica del Cádiz en el genuino Estadio de Carranza. Sin embargo, su vínculo con la entidad amarilla se remonta varios años atrás, cuando siendo aún un niño llegaba desde una pedanía de Jerez para enrolarse en el equipo infantil.

Aunque los más jóvenes lo desconocerán, hubo un tiempo en el que la ‘Tacita de Plata’ respiró fútbol arte por los cuatro costados. España comenzaba a batir las alas de la democracia y a recuperar un sitio en el mundo. Al rincón suroeste de su geografía llegó un tipo desgarbado, con aire desenfadado, que destilaba magia en sus botas. Para más señas, salvadoreño. A su alrededor creció un amplio ramillete de jugadores de la tierra que se encargaron de forjar el mejor Cádiz de la Historia. Sin duda, la etapa más floreciente del Cádiz en Primera llegó entre 1985 y 1993, cuando los equipos entrenados sobre todo por Víctor Espárrago, David Vidal y Ramón Blanco permanecieron ocho temporadas consecutivas en la elite del fútbol español.

Desde su atalaya privilegiada (los escalafones inferiores), Pepe Bermúdez fue aprendiendo de mitos del cadismo como Pepe Mejías, Carmelo, Szendrei, Calderón o Barla, entre otros. Estos se acompañaban de gente como Quevedo, Cortijo, Oliva, Chico Linares o Maye. Incluso, el submarino amarillo fabricó un olímpico de oro para el combinado nacional en los Juegos de Barcelona 92’: Kiko Narváez.

Sin embargo, los días de máximo esplendor en el Cádiz iban a dejar paso a años sombríos cuando el meritorio Pepe Bermúdez llamaba a la puerta del primer equipo. Debutó en la campaña 93/94 con el equipo en Segunda, pero ya camino del descenso a Segunda B. Jugó con asiduidad la segunda parte de la temporada tanto de lateral derecho como de mediocentro, sus dos demarcaciones naturales. Continuó tres años más en este conjunto, que militó en la División de Bronce sin conseguir retornar a la última categoría perdida.

En 1997, Bermúdez probaría fortuna en el San Fernando, para después dejar a sus espaldas una lista de clubes que completan el Yeclano, el Écija, el Lucena, el Jerez Industrial, el Fuerteventura y el Ceuta. Hace nueve años, una complicada lesión de rodilla lo apartó de los terrenos de juego militando ya en Primera Andaluza con el Ronda.

La retirada forzada no minó su voluntad para seguir ligado al fútbol. El Ronda, agradecido por sus servicios, le ofreció la posibilidad de estrenarse en los banquillos inmediatamente. Luego volvió a su provincia para integrarse en el cuerpo técnico del Xerez Deportivo en Segunda. Bermúdez se ocupaba de preparar informes de los rivales para el entrenador Lucas Alcaraz. Poco después, en la campaña 2009/2010 entrenó al Murallas de Ceuta en el Grupo X (perdió los dos enfrentamientos ante el Mairena: 0-1; 3-1).

Antes de retornar a la estructura del Cádiz, nuestro protagonista entrenó al Paterna, al que ascendió a Preferente. A partir de ahí, muchos éxitos. Buena temporada con el Balón de Cádiz, ascenso el pasado ejercicio a División de Honor con el juvenil del Cádiz y oportunidad para llevar las riendas del Cádiz B. ¡Y bien que la está aprovechando! El filial rindió a un nivel excelente en la primera vuelta de la Liga y algunas de sus promesas ya han debutado en Segunda B, viendo más cerca el salto a categorías superiores.   

A continuación podéis leer la entrevista que hace nuestro compañero Juan Pablo Sánchez a Pepe Bermúdez.

Leer más...

 

ESTA SEMANA NOS VISITA....DANI ZÚÑIGA

“En la temporada de Manolo Sanlúcar como entrenador, hubo contactos para fichar por el Mairena” 

Daniel Zúñiga Heras, ‘Dani Zúñiga’. 33 años, Arcos de la Frontera (Cádiz). Casi en el linde de la campiña jerezana, pero a lomos de la Sierra de Cádiz, se alza majestuosa la localidad de Arcos. Una ciudad con un legado histórico milenario, cuyo equipo de fútbol, ya en tiempos cercanos, soñó un día con derribar el pórtico de entrada de la categoría de bronce del fútbol español. Aquel conjunto para el recuerdo de la temporada 2005/2006, recién ascendido al Grupo X –también lo era el Mairena- se ganó por derecho discutir la supremacía de la competición a los potentes equipos de la bahía gaditana y del Campo de Gibraltar. 
 
Muchos y magníficos eran los nombres de aquel Arcos dirigido por Ángel Oliva. Entre ellos comenzaba a despuntar la figura de Zúñiga, un elegante centrocampista con madera de líder que, encima, veía puerta con facilidad. Entonces contaba con 24 primaveras, pero ya arrastraba tres ascensos a sus espaldas con la casaca blanquilla desde categoría regional. Su debut en Tercera supuso su consagración (colectivamente, el Arcos quedó eliminado en segunda ronda del play off) y el trampolín hacia cotas mayores.
 
Tras probar con el Cádiz de José González, que apostaba por su contratación por el cuadro amarillo (la marcha del entrenador al Albacete frustró su fichaje), en la temporada 2007-2008 Zúñiga recalaba en el Xerez. Con el cuadro jerezano jugó en Segunda, si bien en el mercado invernal fue cedido al Racing Portuense. En el cuadro de El Cuvillo, el arcense logró la permanencia en el Grupo IV de Segunda B. Llegó entonces el verano y la hora de regresar al Estadio de Chapín. Sin embargo, una propuesta para marcharse cedido al Linares que no convencía al jugador, le llevó a rescindir su contrato con la entidad azulina justo al inicio de la temporada de su ascenso a Primera. 
 
Finalmente, su destino fue la vuelta a casa. Ese lugar en el que pocos consiguen ser profetas a tenor del refranero popular. El caso de nuestro protagonista es distinto aunque debiera empezar de cero. A su retorno, el Arcos se encontraba en Andaluza, pero en tres temporadas recuperó, de  nuevo, la categoría con Zúñiga al timón. La crisis económica que lastra desde hace varios años la planificación deportiva de los conjuntos más modestos ha engrandecido el compromiso de hombres como el capitán arcense. Como anécdota interesante, cabe destacar que una de las últimas propuestas para salir del Antonio Barbadillo fue, precisamente, del Mairena. Manuel Sanlúcar quiso que se uniera a su proyecto blanquinegro del curso 2011/2012, pero no hubo acuerdo final. 
 
A continuación podéis leer la entrevista que hace nuestro compañero Juan Pablo Sánchez a Dani Zúñiga. 
 

Leer más...

 

DE INDOMABLE ESPIRITU

El Mairena acaba remontando una desventaja de dos goles en San Roque

Siete remontadas en total. Son las que contabiliza, hasta la fecha, el Mairena en esta temporada. Dos en la primera vuelta del campeonato y cinco en la segunda (la mitad de partidos disputados en esta segunda ronda). La última se produjo ayer, en el Manolo Mesa de San Roque -Cádiz- en las condiciones más adversas posibles. Con un marcador de 3-1 al descanso, frente a un equipo que se jugaba sus mínimas opciones de mantenerse en la pelea por los puestos altos y que, además, suele acreditar bastante solvencia cuando juega delante de su afición. Sin embargo, este Mairena sigue demostrando que se ha curtido en esta Liga a base de los más duros reveses. La fatalidad se cebaba en demasiadas ocasiones con el plantel blanquinegro, que ha terminado por emerger con aire de guerrero indomable. Ayer, frente al Peñón, dio otra prueba más.
   
Las noticias para los intereses maireneros no fueron nada buenas en el prólogo. A los 16 minutos, los de Alonso Ramírez perdían 2-0. Pero cinco minutos más tarde, el ariete cordobés Ito contenía la sangría con el primer gol. El tanto visitante hacía justicia en el marcador, pues a esas alturas de partido ya se había anulado un gol a los blanquinegros. Pese a todo, el San Roque pondría más tierra de por medio pasada la media hora de juego con un estupendo gol de Ezequiel. La empresa se antojaba difícil, aunque la ruta para los del San Bartolomé era ya conocida de antemano.
 
En la reanudación, el Mairena redobló su ofensiva. Después de que el cancerbero Madruga evitara en el 47' que la herida se abriera definitivamente, su homólogo Goyo fue decisivo en el 3-2 alcoreño. El meta, en su afán por despejar un centro de Joselu, introdujo en su portería el esférico. Eso hizo creer, más aun, en la remontada. Poco después, en el 60', Alberto Vega se sacó un descomunal disparo desde lejos que dejó helado al cancerbero gaditano. El partido había cambiado definitivamente de sino y casi sin solución de continuidad, Gabri, el fino estilista marchenero, dejó sentado a un defensor sanroqueño con una jugada marca de la casa para descerrajar un disparo portentoso que significó el 3-4.
 
Después hubo tiempo para ampliar la renta (varias ocasiones y otro gol anulado), también el equipo supo sufrir en el sprint final y, cómo no, espacio para la celebración. Razones había, porque el trabajo estaba hecho. El Mairena volvió a demostrar estar formado por unos batalladores de coraza indestructible.
 
C.D.MAIRENA 

Leer más...

 

EL MAIRENA METE LA DIRECTA

Los golpes francos, decisivos en la victoria ante el Pozoblanco (3-0)
 
El cuadro blanquinegro se impuso claramente al equipo cordobés, que acudía al Nuevo San Bartolomé con la necesidad de puntuar para salir de la zona de descenso. Joselu, en la primera parte, y Adri Pavón y Gabri, en la segunda, certificaron la victoria mairenera después de tres acciones a balón parado. En la primera, el delantero extremeño aprovechó el rechace de un trallazo al larguero en una falta de Gabri para sacarse una excepcional chilena que se coló en las mallas de Calonge (m.24). Y aunque tuvo opciones de empatar el conjunto vallesano por medio de Álex Gil y Alberto Fernández, fue el Mairena el que amplió la renta después de cumplirse la primera hora de partido. Así, Adri Pavón, a los 65 minutos de juego, marcó el segundo tanto local con una gran falta que se coló junto al palo derecho del guardameta Calonge. Finalmente, Gabri redondeó el marcador con una lanzamiento exquisito que terminó con cualquier atisbo de reacción visitante.

Tras esta jornada, el Mairena se coloca sexto (con los mismos puntos que el quinto, Cabecense) y a cuatro puntos del Ceuta, que marca las posiciones de play off. La próxima jornada, el plantel de Alonso Ramírez tendrá un nuevo reto en el Manolo Mesa de San Roque, donde buscará los tres puntos y su quinta victoria consecutiva para seguir presionando a sus predecesores en la tabla.

Leer más...

 

ESTA SEMANA NOS VISITA....CHARAF

 “Mi primer partido como titular en Tercera fue ante el Mairena, siempre lo recordaré”

Charaf Ennají Ennabí, ‘Charaf’. 23 años, Béni Mellal (Marruecos). La vida de la familia Ennají ha estado desde hace largo tiempo vinculada a la agricultura. De hecho, en su día el cabeza de familia llegó a Pozoblanco para dedicarse a las labores del campo. Al poco tiempo le siguieron su mujer y sus cuatro hijos, entre los que estaba nuestro protagonista. En 1993, Charaf contaba con apenas tres años de edad. Así que con una vaga consciencia, ese niño saltaba a la Península desde su Marruecos natal. El destino, labrarse un mejor futuro.

En lo que al fútbol se refiere, desde muy pronto comenzó a demostrar buenas virtudes. Ingresó en el equipo de su pueblo en categoría benjamín. Con el paso de los años, fruto de su constancia y garra, Charaf fue saltando escalafones hasta llegar al primer conjunto pozoalbense. Su debut con la elástica vallesana se produjo en la Ciudad Deportiva del Decano (frente al Recre B). Sólo fueron unos minutos, por lo que su participación fue testimonial.

Más satisfactoria, incluso, fue la siguiente oportunidad. El primero de marzo de 2009, Charaf jugaba su primer encuentro como titular con el Pozoblanco. Era la jornada 26 de aquella temporada (2008-2009) y el rival que se presentaba en el Municipal, el Mairena. Aquel partido finalizó con empate a dos tantos. Charaf lo recuerda con enorme cariño. Los aficionados tarugos, por su parte, lo conservan también en su memoria porque en ese momento nació un futbolista de los de otros tiempos, de esos que sudan la camiseta y derraman hasta la última gota de su sangre por unos colores. Charaf llegó para quedarse. Desde entonces, la banda derecha blanquilla tiene nombre propio en la figura del hispano-marroquí.

Sin duda, la mejor temporada en lo individual y lo colectivo fue la 2010-2011. El Pozoblanco se clasificó tercero al final de la Liga regular, por lo que le correspondió jugar el play off de ascenso a Segunda B. En la primera eliminatoria, los cordobeses se enfrentaron al Utebo aragonés. Y aunque acudieron a la vuelta con un resultado desfavorable, consiguieron pasar la eliminatoria gracias a un gol del reputado delantero Hugo Díaz. Como anécdota, se puede reseñar que aquel mismo día, a pocos kilómetros, el Mairena también certificaba su pase a la segunda ronda de la fase de ascenso ante el Zaragoza B.

El intento pozoalbense de ascenso se truncaría, sin embargo, dos semanas más tarde ante el Tudelano. A partir de ahí, el Pozoblanco relajó sus miras, centrándose en las siguientes temporadas en la permanencia de categoría. Aun con apuros, el cuadro del Valle de los Pedroches ha conseguido su objetivo los dos últimos años. En éste lucha con jugadores de la casa por un reto más difícil todavía: salir de un túnel que a principios de temporada parecía conducirle sin remisión a Primera Andaluza, algo que poco a poco parece que va consiguiendo. De hecho, por el brocal del pozo ya asoman con vida las primeras cabezas de su guarnición. Y una de las que destaca es la de su irreductible comandante Charaf.  

A continuación podéis leer la entrevista que hace nuestro compañero Juan Pablo Sánchez a Charaf.

Leer más...

 

EL MAIRENA SUDA DE LO LINDO PARA DOBLEGAR A UN JOVEN XEREZ

Un gol de Ito sobre la campana sirve para obrar la remontada (2-1)

El conjunto blanquinegro terminó imponiéndose sobre la mínima a los azulinos después de haberse puesto por detrás en el marcador. Pese a la insistencia local en los primeros minutos, el conjunto gaditano se mostró firme y, con el paso del tiempo, se desquitó la presión mairenera. Tanto fue así que, al filo del descanso, los jugadores del ‘Paquete’ Higuera marcaron el 0-1 en una jugada en la que Pedro cogió desprevenidos a la zaga y al portero locales. No obstante, el paso por vestuarios trajo a un Mairena concienciado de su misión, aunque espeso de ideas. En el primer cuarto del segundo acto hubo varios acercamientos, aunque los estiletes maireneros no anduvieron finos en la definición. El gol se resistía ante un Xerez joven que se ilusionaba con la posibilidad de sumar un punto tras cinco derrotas consecutivas. Pero llegó el minuto 75 y una excepcional bolea de Lebrón (magnífico su partido ayer) se colaba por toda la escuadra de la portería jerezana. Tras el empate, el juego se volvió algo bronco y el mejor hombre de los visitantes, el mediocentro Jesús, acabó lesionado. Circunstancia decisiva para que el Mairena aprovechara un enorme vacío en la línea de medios del rival y proyectara un pase genial a su delantero Ito, que con calidad y tranquilidad batió al cancerbero Perico. Quedaban segundos para el noventa y el trabajo más duro estaba conseguido.

La victoria ante el histórico Xerez supone una nueva remontada de los de Alonso Ramírez (desde el partido ante el Betis B van cuatro) para confirmar la mejoría de resultados en los dos últimos meses de campeonato. De hecho, tras la vigésimo sexta jornada de Liga, el Mairena queda a cuatro puntos de la zona de play off, si bien el Ceuta –que ostenta dicha posición- sumará tres puntos más del partido que le corresponde jugar ante el Ayamonte (retirado de la competición). Las perspectivas del equipo del Nuevo San Bartolomé crecen y el próximo envite en La Palma del Condado se antoja fundamental para tratar de dar un golpe serio en la mesa.    

JUAN PABLO SÁNCHEZ

Leer más...

 

TRES NUEVOS PUNTOS PARA PRESENTAR CANDIDATURA

Remonta ante diez (1-3) con goles de Gago, Joselu y Vega

El Mairena se impuso por dos goles de diferencia en su visita al Polideportivo Municipal de La Palma del Condado tras arrancar el encuentro perdiendo. Así, antes de los veinte primeros minutos, Mario transformó un penalti para adelantar a los locales, que, sin embargo, perdieron por expulsión a Redondo poco después. Desde entonces, el conjunto blanquinegro, que ya antes del gol palmerino había disfrutado de alguna oportunidad, comenzó a remar para tratar de igualar el marcador. No lo consiguió hasta el minuto 65, cuando Víctor Gago resolvió un barullo dentro del área onubense. Tras el empate, el Mairena siguió con el guión pautado y acabó sentenciando el encuentro. El 1-2 fue obra de Joselu, con un buen remate, mientras que Alberto Vega consiguió el 1-3 definitivo a falta de esacasos minutos para el final.

Tras esta victoria, la quinta lejos del San Bartolomé esta campaña, el cuadro mairenero sigue a cuatro puntos de la zona de play off (el Ceuta se impuso 2-1 ayer el Cabecense), aunque escala posiciones en la tabla. La próxima  el Pozoblanco visita el Nuevo San Bartolomé, en lo que será una nueva oportunidad para seguir apretando a los rivales que le preceden.  

Leer más...

 

ESTA SEMANA NOS VISITA...DAVID SOUSA

 “Uno no se puede explicar la situación actual de un club tan histórico como el Xerez”

Francisco David Sousa Franquelo, ‘David Sousa’. 34 años, Málaga. Producto de la inagotable cantera del Real Madrid, este jugador ha llegado a saborear las mieles del profesionalismo futbolístico. En conjunto, Sousa suma nueve temporadas entre Primera y Segunda División, repartidas de forma proporcional. Tras su periplo en el fútbol patrio, el malagueño, ahora afincado en Cádiz, exploró el exótico fútbol chipriota en las filas del Nea Salamis. Desde el pasado verano, juega en el Xerez Club Deportivo, un histórico que hace apenas cuatro años militaba en la Liga de las Estrellas.

En su etapa de formación, Sousa era un firme valor de la Fábrica merengue, a la que llegó en edad cadete procedente del Málaga. Jugó en los dos filiales, ostentando incluso la capitanía del Real Madrid Castilla. Sin embargo, al comprobar que las puertas del primer equipo de Concha Espina se le cerraban, el centrocampista decidió bautizarse en el Pisuerga como futbolista de Primera División. Entre 2002 y 2006, David Sousa disputó 102 partidos de Liga con la elástica del Valladolid, con la que consiguió 10 goles. Su etapa en el conjunto albivioleta se cerró tras cuatro temporadas, las dos últimas en la División de Plata.

Con 26 años, el ex madridista, en pleno apogeo de su carrera, fue llamado a filas por un pujante Getafe. Su presidente, Ángel Torres, aguzado captador de jugadores con ADN de la casa blanca (ahí están los ejemplos de Jordi Codina, De la Red, Granero, Miguel Torres, Parejo o el más reciente de Sarabia) no dudó en reclutar a Sousa. Éste, sin vacilar, firmó por los azulones para trabajar a las órdenes de dos históricos, Bernd Schuster (2006/2007) y Michael Laudrup (2007/2008).

Con la escuadra del sur de Madrid, Sousa vivió sus mayores días de vino y rosas, al menos en lo que a éxitos colectivos concierne. Bajo la dirección del técnico teutón, el Getafe disputó una final de Copa ante el Sevilla tras eliminar en un memorable partido de semifinales (4-0) al Barcelona de Ronaldinho y Messi. Por su parte, con el danés, se volvió a repetir presencia en la final de Copa (en este caso frente al Valencia) y se libró una excepcional eliminatoria de Copa de la UEFA ante el Bayern de Munich. Ahí, sólo un desgraciado desenlace en el Coliseum frenó una mayor gesta de los getafenses.

No obstante, una inoportuna lesión de bíceps privó a nuestro protagonista de disfrutar como actor principal de las citas históricas referidas. Tal es así que, a mediados de la temporada 2008/2009, Sousa abandonó el Getafe para recalar en el Rayo durante media campaña. En Vallecas colaboró para conseguir la permanencia de un cuadro franjirrojo que se reinventaba de nuevo para resurgir de la mano de Pepe Mel.

Albacete fue su último destino en España. En el Carlos Belmonte, Sousa jugó dos temporadas siendo uno de sus principales referentes, aunque el cuadro manchego terminó perdiendo la categoría. Razón, quizás, para probar fortuna fuera de nuestras fronteras. Larnaca fue la ciudad de destino y el Nea Salamis su equipo. Curiosa la historia de esta formación chipriota, pues aunque originaria de la ciudad de Famagusta, la invasión turca del norte del país en 1974 le obligó a trasladarse a su sede actual.

Tras esta experiencia, el andaluz ha decidido volver a su tierra y priorizar su vida familiar. Desde agosto de 2013 viene jugando en el Xerez CD, con un proyecto inicial precipitado pero cargado de buena materia prima para buscar el ascenso a Segunda B. Con el paso de los meses, el equipo no ha logrado resistir el embate de la, cada vez más degradada, situación institucional de la entidad (el lunes 17 de febrero hay prevista una venta del club). Sousa es de los pocos que sobreviven, pero lo hace con el alma y el cuerpo magullados. De hecho, un edema óseo lo descarta para el encuentro en el Nuevo San Bartolomé. Lo sufrirá desde la distancia, pero su presencia en este espacio periodístico es bien justificada por su magnífica trayectoria en los terrenos de juego.

A continuación podéis leer la entrevista que hace nuestro compañero Juan Pablo Sánchez a David Sousa.

 

Leer más...

 

<< Inicio < Prev 1 2 3 4 5 6 7 8 Próximo > Fin >>

Página 1 de 8